ROCK IN RIO LISBOA
RESTAN
 
19, 20, 27, 28 y 29 de MAYO 2016
Portugal MAYO 2016

CARBONO CERO

Compensación de CO²

Carbono cero: una meta para todos los festivales

En 2001,  Rock in Rio lanzó el proyecto social “Por un mundo mejor” y asumió la responsabilidad de ser también un vehículo de comunicación a favor de las causas socio ambientales, movilizando a personas a través de la música. El objetivo era mostrar que pequeños cambios de actitud en el día a día, tienen un gran impacto sobre el planeta y recapacitar sobre cómo pueden transformar el futuro.

Una de las actitudes más importantes es apostar por la sostenibilidad, para ayudar a construir un mundo mejor. Es por eso que, en 2006, Rock in Rio asume el compromiso de no sólo ser el mayor festival del mundo, también ser el más sostenible.

 ¿Cómo? Compensando las emisiones de gases de efecto invernadero generadas por el festival, especialmente gas carbónico (CO²), alcanzando el índice de Carbono Cero. Este compromiso se mantiene hasta hoy.

COMPENSACIÓN: CARBONO CERO

El índice Carbono Cero se logra, cuando la cantidad de gas carbónico emitida se iguala a la cantidad absorbida por la naturaleza, a través de las plantas, que usan CO² para realizar la fotosíntesis. En este cálculo Rock in Rio, auditado por la consultora Deloitte, tiene en cuenta las emisiones generadas desde el desplazamiento de las bandas, el público y las mercancías, hasta la energía consumida durante la producción del evento, así como la generación de residuos durante el festival.

Así, desde 2006, más de 40 mil árboles han sido plantados para compensar las emisiones generadas por Rock in Rio. Además, Rock in Rio ha participado en proyectos para mejorar las condiciones ambientales de  las industrias en Brasil y en Portugal.

REDUCCIÓN DE EMISIONES

Pero si compensar es importante, reducir las emisiones es fundamental. Por eso, en 2008  Rock in Rio creó el Manual de las Buenas Prácticas, un guía con 18 medidas que deberán ser aplicadas por todos los que realizan el festival, para así reducir el impacto ambiental de Rock in Rio y sólo compensar las emisiones inevitables.

Con esto, el festival logró reducir más del 21%  de la cantidad de gas carbono emitido en la realización de Rock in Rio Lisboa 2010 con relación a la edición anterior: fueron 3.845 toneladas de CO² en 2010, frente a las 4.686 toneladas  de2008. En 2011, el objetivo es reducir aún más.

Una de las medidas que más aporta para la reducción de la emisión de CO² es el uso de transporte público por todos los asistentes al festival: se calcula que la mitad de las emisiones ocurren en este desplazamiento. Por eso, Rock in Rio lanzó la campaña “YO VOY en autobús” y elaboró un esquema especial de transporte para incitar al público a dejar el coche en casa en el festival en 2011.

CONCURSO ENTRE ENTIDADES COLABORADORAS

Rock in Rio también busca involucrar a las entidades asociadas al festival en la adopción de las iniciativas sostenibles. Para esto, desde 2008 el festival promueve un concurso de buenas prácticas, que premia a las organizaciones que más aportan por el medio ambiente y reducen sus emisiones de gas carbono durante el festival.

COMPROMISO

Con estas actitud, Rock in Rio quiere reafirmar su compromiso con la sostenibilidad y el medio ambiente, e invita a todos los seguidores del festival, a recapacitar sobre sus acciones cotidianas para que sean cada día más sostenibles y en equilibrio con el medio ambiente. Este es el primer paso para unir nuestras fuerzas y luchar juntos “Por un Mundo Mejor”.